lunes, 1 de junio de 2009

Diario de Patricia: 2ª Parte

- Patricia (Eli Alonso): ¡Hola,  buenas tardes! Estamos un día más en el Diario de Patricia. El primer tema que trataremos esta tarde se refiere a tres hermanas que buscan a su hermano Rafa desde hace 10 años. Démosles la bienvenida. (APLAUSOS)

- Todas: ¡Hola, Patricia!

- Patricia: ¡Hola, buenas tardes! Bien ¿cómo estáis? A ver, contadme: ¿cómo os llamáis y qué edad tenéis?

- Claudita: Hola, Patricia. Yo soy Claudita, tengo 23 años y quiero que Rafael vuelva con nosotras.

- Juani (Miriam Nieto): ¡Qué pasa, tronca! Yo soy la Juani. Yo tengo 26 años.

- Belinda (Lorena Mosqueda): ¡Orale, Patricia! Yo soy Belinda y tengo 22 años, chamaca.

- Jenny (Eli Baena): ¡Ay, Patricia,  qué guapa eres! Yo soy la Jeni y tengo 24 años.

- Patricia: Bueno, a ver, contadme: vosotras sois hermanas de madre nada más, ¿no?

- Claudita: ¡Ay!  Sí, Patricia. Nuestra madre se murió, pero cada una vive con su padre y de vez en cuando, quedamos y nos vemos: para eso somos hermanas.

- Patricia: ¡Amm! Bueno, vosotras habéis venido aquí por algo en especial,  ¿no? Decidme, por favor.

- Juani: Pues, mira,  nosotras tamos aquí para ver si encontramos a nuestro hermano, que lo perdimos hace 10 años y no sabemos de él.

- Patricia: Y, bueno, ¿cómo es que no lo encontráis?, ¿qué pasó? ¿se fue de casa? ¿lo echasteis? ¿qué fue lo que pasó?

- Belinda: Pues, mira, Patricia, nuestra chingada madre murió hace 10 años, y claro nuestro rafa iba al colegio como todos los niños wey; pero como su padre lo abandonó,  porque…Porque, ¡órale!, ya se me olvidó... (Interrumpe Claudita que sigue hablando).

- Claudita: Porque era un homosexual y quería vivir la vida rápido. Por eso,  cada semana Rafa vivía con una de nosotras, y esa semana se quedaba la Juani con él, pero como ésta yonky perdía(Le interrumpe Patricia)

- Patricia: Claudita, por favor, no insultes a tu hermana, que aquí no se viene a pelearse.

- Claudita: !Ay! Lo siento, discúlpame, Patricia. Es que me siento un poco nerviosa.

- Patricia: Bueno, juani, cuéntame qué te paso esa semana que te quedaste con él.

- Juani: Pues, mira killa, que lo llevé el martes al colegio y luego me fui con el Richi al parque, a ve si me metía un pico o algo y una cosa llevó a la otra y que se me olvidó ir a recogerlo y ya está. Lo que pasa es que el mocoso no se tenía que haber ido…. (La interrumpe Eli)

- Jenny: No, el mocoso no se tenía que haber ido, no. Tú tenías que haber ido a recogerlo en vez de estar con la mierda esa que te metes… (Interrumpe Patricia)

- Patricia: Por favor,  no insultáis ¿vale? Bueno, vale, se le olvidó ir a por él, pero ¿qué hicisteis después?

- Belinda: ¡Ay, chamaca! Yo te cuento: esa semana le tocaba a Juani quedarse con él y entonces no nos enteramos de nada hasta el jueves, y el jueves llamó a Claudita y preguntó que cuando pensaba llevar al niño, que estábamos a jueves y que debería haberle llevado ya al chamaco.

- Patricia: ¿Eso fue lo que te dijo Juani Claudita?

- Claudita: Sí, porque es que la semana anterior lo tuve yo, y claro cuando me llama y me dice eso, me quedé blanca y digo ya ha perdido al niño la tonta esta.

- Patricia: Ese vocabulario... Bueno, ¿ y qué hicisteis cuando Juan llamó a Claudita?

- Jenny: Pues, la Claudita nos llamó a nosotras y entonces fuimos a ca la Juani, y la recogimos. Y nos fuimos a buscar a mi Rafa, Patricia. Fuimos al colegio, al parque donde se juntaba, a todos lados; pero no lo encontramos y llevamos diez años buscándolo.

- Patricia: Bueno, Juani, ¿tú no tienes nada que decir?

- Juani: ¿Qué quieres que diga?, ¿que lo siento? Si lo he dicho ya muchas veces, lo que pasa es que me recuerdan todos los días de mi vida que perdí al niño, y me duele la boca de decirles que el niño en cuanto tuviese 6 años más se iba a ir a vivir mundo como el padre, porque eso lo llevaba en las venas…

- Jenny: Bueno, ¡con 6 años más! ¡Pero ya seguía con nosotros 6 años más!

- Belinda: Pobrecito mi rafa, que con 10 añitos se quedó solo. A saber qué cosas le habrán pasado por ahí.  ¡Ay, Dios mio! ¡Qué verde chingada!

- Patricia: Bueno, escuchadme, habéis traído una foto de vuestro hermano de pequeño, ¿no? A ver, mirad la pantalla.

- Claudia: ¡Ay! Sí, ese es nuestro Rafa, es que era todo un machote, o sea, ¡cómo desearía que él estuviese aquí con nosotras!

- Belinda: ¡Ay, Virgencita de Guadalupe! ¡órale,  qué guapo!

- Patricia: (Se ríe). Je, je,  sí, sí, muy guapo.  Bien, pues quiero comunicaros que hemos encontrado a vuestro hermano, así que, por favor, abandonad el plató por allí y ahora os llamaremos. Ahora le vamos a dar la bienvenida a una mujer, que no sabe el motivo de porqué está aquí. ¡Un fuerte aplauso para ella! (Aplausos).

- Rafa (Javier López):Buenas, mi amor.

- Patricia: Buenas, ¿cómo estás?

- Rafa: Bien, un poco confundida, mamita. Ya tú sabes, es que no sé por qué estoy aquí.

- Patricia: Bueno, primero de todo,  ¿cómo te llamas?

- Rafa: Pues, mira, cariño, yo soy Carmencita, sí, Carmencita de Cuba.

- Patricia: ¡Ah! Entonces, ¿naciste allí en Cuba o en otro lugar?

- Rafa: ¡Ay! No, mi amor, yo nací en España, pero me fui a vivir a Cuba cuando tan solo tenía diez años, y ya ves, mamita, como si fuera de allí desde nacimiento.

- Patricia: Bueno, te fuiste allí a vivir con tu familia, ¿no? A ver,  cuéntame algo sobre tu familia.

- Rafa: Pues, mira, Patricia yo no sé nada de mi familia. No sé si han muerto ni nada de ellas porque mi familia son sólo tres hermanas, que son unas brujas, porque yo no las considero familia, ya que me abandonaron, Patricia.

- Patricia: ¿Cómo que te abandonaron?  Cuéntanos.

- Rafa: Mira, mamita, ocurrió hace diez años. Por aquel entonces yo tenía 10 años nada más, y ese día me llevó una de mis hermanas al colegio, y no fue a recogerme. Me dejaron allí abandonado.

- Patricia: ¿Y no pensaste a que fueran a por ti?

- Rafa: No, amor, no me dio tiempo de esperarlas. Como no fueron a recogerme, estuve esperándolas un día en la puerta del colegio, pero allí no apareció nadie, hasta que llegó un hombre cubano que me cogió y me llevó a Cuba.

- Patricia: Pero ¿dejaste que te llevara así sin más?

- Rafa: Pues, mira Patricia, sí, ya que mi madre se murió ese mismo año, y mi padre me abandonó con las brujas de mis hermanas. Me dio igual que ese hombre me llevara con él porque era como si no tuviera familia porque no me querían.

- Patricia: Rafa, supongo yo que algo te querían. Bueno, a ver, ¿qué fue lo que ocurrió cuando llegaste allí a Cuba?

- Rafa: Pues, mira mamita, ese hombre me cambió de sexo y por eso ahora soy una mujer, y me casé con él y ahora es mi papito.

- Patricia: Carmen, ¿me estás diciendo que con tan sólo 10 años te cambió de sexo y te desposó con él?

- Rafa: ¡Ay! No, cariño, para ser más exactos me cambió de sexo con 11 y a los 12 me casé con él. Y ahora llevó ya ocho años casado con él y soy muy feliz al lado de mi papito.

- Patricia: Bueno, Rafa, ¿y tú no lo pasaste mal cuando te cambió de sexo o cuando te desposó con tan sólo 12 años?

- Rafa: No, Patricia. Como ya te he dicho, no lo pasé mal porque, a ver, yo era gay porque lo llevaba en la sangre como mi padre, lo que pasa es  que mi padre no se cambió de sexo. Entonces, mi papito, cuando lo vi por primera vez me gustó, y a mí me gustó que me cambiara de sexo y casarme con él, por lo cual ahora soy feliz de verdad.

- Patricia: Y, bueno, volviendo al tema de tus hermanas, ¿nunca pensaste en ir a buscarlas?

- Rafa: ¿Para qué si me abandonaron? Porque no querían seguir conmigo, y además yo llegué allí a Cuba y me acogieron; no pensé en ir a buscarlas.

- Patricia: Bueno, Carmen, ¿y nunca pensaste en que tus hermanas no te abandonaron, que les ocurrió algo  y por eso no fueron a por ti?

- Rafa: No sé, mamita, la verdad, me da igual. Yo soy feliz, muy muy feliz ahora con mi vida.

- Patricia: Bueno, ¿y no te gustaría verlas para saber cómo están?

- Rafa: Bueno, no me importaría. Las vería, pero no me quedaría aquí con ellas. Me iría a Cuba de todas formas, allí está mi gente, mamita.

- Patricia: ¡Ah! Bueno, más o menos tienes que saber ya porque estás aquí ¿no?

- Rafa:  Creo que sí. Creo que es para ver a mis hermanas, ¿no?

- Patricia: Exacto.  Tus hermanas están aquí hoy para contarte qué ocurrió ese día en el que tú crees que te abandonaron, porque ellas no quisieron abandonarte, así que démosles un fuerte aplauso… (Aplausos). (Se adelanta Juani y Jenny y dicen las dos:)

-Juani y Jenny:  Rafa,  ¿eres tú?

- Rafa: Sí, amores, soy yo. Ahora soy Carmencita, Carmencita de Cuba.

(Claudita y Belinda se quedan más atrás y miran a Rafa sin creerse lo que ven).

- Belinda: ¿PERO, RAFA, QUé TE HAS HECHO?

- Claudita:¡¡¡¡Oh, my God!!!!

(Claudita se desmaya y Belinda la sujeta. Patricia pide un vaso de agua para ella y le da el agua. La sacan fuera de plató. Belinda, Jenny, y Juani se acercan a Rafa y le dan un abrazo).

- Patricia: Jenny, Juani, Belinda, aquí tenéis a vuestro hermano, ya podéis hablar con él.

- Jenny: ¡Ay! ¡Pero qué tas hecho, que tas más negro que un grillo, so maricón!

- Rafa: Je, je, je. Bueno, sí, ya sabes, mi amor, allí el solecito cubano y eso.

- Belinda: Rafa, no me puedo creer que seas tú. ¿Pero qué te has hecho? Rafa, lo sentimos mucho, pero la Juani tiene que pedirte una disculpa. Fue por culpa de ella: ella fue quien no te recogió, mariachi.

- Rafa: Mirad, mamitas, a mí me da igual todo eso. Yo ahora soy feliz y… (Le interrumpe Patricia).

- Patricia: Bien, me acaban de comunicar que vuestra hermana Claudia ya se encuentra mucho mejor. ¡Un fuerte aplauso para ella! (Sale Claudita. Rafa se levanta, se acercan y se dan un abrazo).

- Claudita: Rafa, ¡ay Dios qué te has hecho, Dios mío! No me puedo creer que te hayas cambiado de sexo,  o sea, no...

- Rafa: Ya ves, mamita, ahora soy Carmencita, Carmencita de Cuba.

- Patricia: Bueno, a ver, sentaos. Rafa, tu hermana Juani tiene algo que decirte.

- Juani: Pué mira tronco, que te dejé en el colegio y luego me fui al parque con el Richi, y una cosa llevo a la otra y, killo, lo siento: que se me olvido ir a por ti, que te deje allí el martes y cuando acordé estábamos a jueves y yo no me acordé de que esa semana estabas a mi cargo.

- Rafa: Mira, mamita, no me creo nada de eso. Ustedes quisisteis dejarme allí porque no me queríais, sabéis, y no me mintáis… (Le interrumpe Claudita).

- Claudita: No, Rafa, nosotras te queríamos. Fue la yon….la Juani, que es estúpida y se le olvidó ir a por ti. No se lo voy a perdonar nunca. O sea es que es muy fuerte, o sea,  super fuerte que se le olvidara...

- Juani: Joe, macho, que ya he dicho muchas veces lo siento. ¡Me cago en la puuu… (Le interrumpe Patricia).

- Patricia: A ver, no os peleéis, y cuidad vuestro vocabulario, ¿vale?

- Juani: No, Patricia, es que estoy hasta el gorro ya de que siempre me lo echen en cara. Seguro que si hubiera sio a otra a la que se le hubiera olvidao, no se lo echarían en cara. Pero, claro, como la Juani toma droga, pues pa ella to la culpa. ¡ Es que toy harta!

- Jenny: No, si se le hubiera olvidao a otra, no, payika.  Es que si el Rafa hubiera estao con otra de nosotras, no se nos hubiera olvidao ir a recogerlo, yonketas de mierda.

- Patricia: Oye, por favor, esa boca, vale. (Juani se levanta y grita).

- Juani: ¿Yonketas de mierda? Yo, por lo menos, no voy por ahí pariendo como una coneja, ¡que tu primer hijo tiene casi tu edad!! (Jenny se levanta y grita).

- Jenny: ¿Cómooooo? Con mis churumbeles , so yonki,  que te meto un guantón que te dejo tonta.

- Patricia: Oye, por favor, que si no tendréis que abandonar el plató.

- Belinda: ¡Eh, eh, hermanas,  por la virgencita de Guadalupe! Echad el freno que estamos aquí para hablar con nuestro chamaco. (Se sientan las dos y se quedan con los brazos cruzados mirándose enfadadas).

- Claudita: Bueno, Rafita, ya que sabes lo que pasó, que es que no quisimos abandonarte, ¿no tienes nada que decirnos?

- Rafa: Pues, mirad hermanitas, que no me creo nada, pero que gracias por abandonarme, porque por eso yo he podido ser feliz de verdad, como una mujer al lado de mi papito.

- Jenny: ¡Ay! El julandron éste, pero, chiquillo, ¿cómo vas a ser feliz si tú eras un macho? ¡Ay, me da algo..!

- Belinda: ¡Ay, chamaco! Yo quiero que tú sepas que me da absolutamente igual que te hayas cambiado de sexo. Es más yo estoy a vuestro favor, pero, mi chamaco, piensa bien y vuelve, que nos da igual tu cambio.

- Claudita: Eso, Rafita, que nosotras te queremos, que no pasa nada, pero vuelve que llevamos 10 años buscándote.

- Rafa: Mira, mamasotas, ya me estáis hartando un poco. Habérselo pensado mejor a la hora de abandonarme ¿ok? Mirad, amores, yo soy feliz con mi papito. Tengo mi vida en Cuba; no la voy a dejar ahora porque vosotras me digáis que vuelva, ¿ok? (Se levanta: tira la silla).

- Patricia: Rafa, por favor, no te pongas así, siéntate y escucha. (Coge la silla y se vuelve a sentar).

- Rafa: Patricia, no voy a cambiar de opinión, cariño.

- Juani: Veis: os dije que era tontería venir, que el mariconaso éste no iba a volver, ¿verdad?

- Claudita. Pero, bueno, por lo menos lo hemos intentado. Si él no quiere volver es su decisión y hay que respetarla.

- Belinda: ¡Fríjole, no te vayas, vuelve, chamaquito!

- Rafa: Mirad, cariños, aquí os quedáis. Yo me vuelvo a mi país, que allí me quieren de verdad.  No tengo porqué aguantar más. Me alegro de saber que estáis bien y que según vosotras, no me abandonasteis, pero me voy,  así que adiós mamasotas, que os vaya bien. (Se levanta y se va).

- Juani: Ves, si es que lo dije. Bueno, que me piro que me esperando el Richi.  A ver si me voy un rato al parque con él.  Adiós, troncas. (Se levanta y se va).

- Claudita: Bueno, pues yo también me voy, que tengo que ir a hacerme la manicura, y quiero decirte Patricia que thanks you por todo, xaito (Se levanta y se va).

- Jenny: Ea po si las payicas éstas se van, yo también me voy, que tengo tres churumbeles en mi casa esperándome. Adiós, payica. (Se levanta y se va).

- Belinda: Pues, bueno, Patricia. Yo también me voy, que tengo hambre y voy a comerme unos tacos mexicanos -¡ay!- con la salsa picantona, frijole, mariachi. Vamos, Wilson, los municipales...

- Patricia: Bueno, aquí queda una historia conmovedora, pero sin ninguna solución. Bien ahora vamos a dar paso a nuestra siguiente invitada: ella es una mujer que quiere pedirle perdón a su pareja…

No he suprimido las intervenciones de Jenny por si Eli Alonso decidiera, finalmente, incorporarse al grupo con vosotros. Sí que he corregido el texto y también las referencias a cuatro hermanas, ahora sois tres. Si Eli Alonso ocupa el papel de Patricia, el de Jenny tendría que ampliarse.

¡Enhorabuena por vuestro guión, es ingenioso, caústico y divertido!